Internet ha cambiado completamente nuestro mundo. También nuestra forma de estudiar y de trabajar. Ahora no sólo es mucho más fácil encontrar información. Es mucho más sencillo generarla y llegar a más gente.

La red se ha convertido en un altavoz que permite prácticamente a cualquier persona decir lo que quiera, hacer lo que quiera… y vender lo que quiera.

¿Cómo ha cambiado Internet nuestra forma de trabajar?

Internet ha cambiado nuestra forma de trabajar porque ya no necesitamos estar físicamente en un lugar para poder hacer lo que deseamos.

De hecho, muchas personas trabajan a distancia utilizando tan sólo un ordenador.

Hay muchos tipos de negocios que se pueden crear solamente utilizando Internet, pero también trabajos por cuenta ajena. Desde una tienda online de ositos de peluche a un blog de viajes.

Para tener tu propio negocio en Internet es fundamental entender algo sobre posicionamiento. También podemos acudir a una agencia Adwords que gestione nuestras campañas y nos ayude a conseguir clientes (para más información sobre eso de Adwords, haz click aquí).

Quizás uno de los paradigmas del trabajo a distancia o teletrabajo lo encontramos en Tim Ferriss, en su libro “La jornada laboral de 4 horas”. Él nos cuenta cómo conseguir crear un negocio que le permita disfrutar de la vida sin tener que estar a toda hora pensando en su trabajo.

Esto es llevar el teletrabajo a un nivel plus, porque la cosa ya no sólo consiste en tener una tienda online sin productos y hacerlo todo desde tu casa. Es que también hay técnicas o trucos para automatizar este tipo de trabajo para que a partir de determinado momento… en tu negocio ni siquiera hagas falta tú, y puedas estar participando en un campeonato de tango en Buenos Aires mientras tu negocio sigue vendiendo sin parar.

El trabajo online tiene mucho que ver con la “filosofía millenial”. Queremos una vida para nosotros,  en la que dispongamos de libertad y creatividad para poder determinar nuestro propio futuro.

En este sentido, muchos de los jóvenes que salen estos días de la universidad ya no trabajarán en empleos convencionales como los conocíamos hasta ahora.

Serán bloggers, youtubers, tendrán sus tiendas online, crearán sus propias agencias de Adwords o estarán ganando dinero con el marketing de afiliación.

Y son personas que además apostarán cada vez por la formación; pero por un tipo concreto de formación. La formación específica, online y bien diseñada por gente que sabe lo que hace y lo que dice, gente como ellos que ha pasado por el mismo camino y les muestra ahora cómo hacerlo.

¿Y a ti, te ha cambiado Internet la forma de trabajar? ¿O, al menos, la forma en la que entiendes el trabajo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *