Uno de los riesgos que comporta tener nuestra web alojada en un servidor compartido es que suframos múltiples ataques de denegación de servicio. Esto es algo que también puede afectar a los servidores virtuales o VPS, que gestiona el propio usuario, a menos que haya delegado en un administrador la gestión de la seguridad. Lo mismo puede pasar también en hosting dedicados cuando no hemos dedicado el debido tiempo a crear una buena configuración de seguridad.

La cuestión es que muchos hosting mal preparados, así como VPS, pueden presentar deficiencias en su seguridad, a menos que nuestros administradores tomen medidas de protección para prevenir este tipo de ataques, o para enfrentarse a ellos en caso de estar recibiéndolos.

¿En qué consisten los ataques y cómo te pueden afectar?

 Los ataques de denegación de servicio son bastante comunes. Generalmente se producen cuando un ciberdelincuente, utilizando una red zombie de dispositivos conectados a Internet, provoca que se conecten todos a la vez a la página web alojada en un servidor, hasta provocar el colapso.

De este modo, se sobrecarga el ancho de banda hasta que la página web pasa a estar inaccesible o inactiva por un exceso de conexiones simultáneas.

Tipos de ataques de seguridad

No todos los ataques D-DoS están basados en la saturación de la capacidad de red de los servidores web. Hay otros tipos de ataques de denegación de servicio, que pueden fundamentarse por ejemplo en aprovechar fallos del software para inhabilitar el equipo. También hay ataques cuyo objetivo es consumir los recursos de la máquina, hasta el punto de que ésta no pueda atender a las peticiones de los usuarios reales.

¿Cómo prevenir los ataques?

Para proteger una infraestructura de servidores, existen sistemas que mitigan o bloquean dichos ataques, absorbiendo el tráfico ilegítimo antes de que llegue a los data center. Al volverse completamente ineficaces, los autores de dicho ataque D-DoS acaban desistiendo en unas cuantas horas, ya que no están consiguiendo sus objetivos.

Estos sistemas están permanentemente conectados y permiten autenticar el tráfico legítimo, consiguiendo que el rendimiento de una web no sea afectado hasta el extremo de quedar completamente saturada.

Cuando dispones de un servidor web, tanto si es un hosting dedicado como si es uno o más servidores virtuales VPS, debes tomar precauciones para protegerte de los ataques de denegación de servicio. Estos pueden colapsar tu hardware y hacer que dejes de recibir tráfico, generando pérdidas económicas en tu negocio o provocando que tu web no se pueda visualizar en Internet.

¿Has sido víctima de un ataque D-DoS? ¿Qué hiciste para tratar de solucionar el problema?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>