Existe una creencia generalizada, difundida a veces por los medios de comunicación, en que la palabra hacker es equivalente a la de un ciberdelincuente. Pero, de hecho, un hacker es sólo una persona con conocimientos informáticos avanzados.

 ¿Son entonces buenos los hackers, o malos? ¿Por qué las gente les tiene miedo? ¿Qué podemos hacer para protegernos de ellos?

  Los hackers buenos y los hackers malos, ¿cómo diferenciarlos?

 Con frecuencia se habla de los crackers para referirse a los hackers malos. Se trata de ciberdelincuentes que crean grandes redes de ordenadores zombie o botnets, que emplean para realizar sus actividades delictivas.

 En cambio, los hackers buenos son muchas veces simplemente informáticos con conocimientos avanzados de hacking, reclutados por las empresas para encontrar vulnerabilidades en sus redes y su software para evitar que puedan ser víctimas de un cracker.

 En este sentido, en el mundo hacker hay muchas personas que trabajan en departamentos de seguridad de grandes empresas, cuando no en empresas de seguridad informática. Si buscamos en Google blog seguridad informática, encontramos mucha información del mundo de la ciberseguridad y también del mundo hacker, pero no siempre con malas intenciones.

 Los hackers malos o crackers buscan las vulnerabilidades de los sistemas informáticos para cometer sus ciberdelitos. El daño puede ser considerable cuando afecta a empresas o administraciones públicas que proporcionan servicios de gran importancia a los ciudadanos. En este sentido, luchar contra las vulnerabilidades de los sistemas, las redes y el software es de gran importancia para la seguridad informática.

 ¿Cómo protegerse de los hackers malos?

 No todos los usuarios son víctimas de grandes operaciones de hacking, ni siquiera las páginas web de la mayoría de empresas. De hecho, ser un hacker malo no es fácil ni accesible para todo el mundo, se necesitan conocimientos informáticos muy avanzados y mucha experiencia, así como también mucho dinero. En ocasiones, las grandes operaciones de hacking van más bien ligadas a la ciberguerra, el espionaje industrial y el crimen organizado.

 Sin embargo, sí que existen numerosas acciones de ingeniería social orientadas a engañar al usuario para que realice la acción que no debe realizar, así como numerosos malware que aprovechan vulnerabilidades de las aplicaciones y sistemas operativos para integrarlos en las botnets, u obtener ingresos y financiación.

 Para protegerse de los hackers malos, lo ideal es mantenerse informado en temas de seguridad informática. Desarrollar unas buenas pautas de navegación por Internet y adquirir conocimientos informáticos sería de gran valor para evitar el riesgo de caer en las manos de los ciberdelincuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>