Un software empresarial ERP (Enterprise Resource Planning) ofrece un amplio abanico de ventajas a cualquier tipo de negocio. Lo primero que tenemos que saber de este tipo de sistemas de gestión empresarial es que no se trata de un software rígido y cerrado. Al revés, el software empresarial es moldeable y adaptable a todas las posibles necesidades de tu empresa. Este factor es debido a su estructura modulas, que nos permitirá instalar o desinstalar diferentes funcionalidades si se requiere.

financias

Para poder beneficiarnos de las ventajas de que nos puede aportar un software empresarial, hemos de nutrir a esto con el mayor volumen de información posible. Si no nutrimos a nuestro sistema de los datos necesarios en el proceso de implantación, podemos sufrir las consecuencias en un contexto de desinformación.

Es importante tener una formación en ERP o tener un proveedor de este tipo de software de gestión, para asesorarnos en nuestros pasos.

A continuación vamos a detallar algunas de las principales ventajas que podemos obtener de la implantación de un sistema ERP.

Información unificada

Es una de las principales ventajas de un software de gestión. Gracias a esta centralización de los datos, la información se registrar una única vez, evitando de este modo la duplicidades. Gracias a tener la información centralizada, ahorraremos en recursos pues no comentemos muchos de los fallos más básicos de la gestión empresarial.

Mejor comunicación interna

La información puede fluir de mejor manera gracias a nuestro software empresarial. Los empleados pueden contribuir a la creación de información y la actualización de esta misma. Gracias a una mejor comunicación interna mejoraremos la eficiencia y ahorraremos en tiempo.

Adaptable

Como he mencionado anteriormente, una de las principales ventajas de un ERP es la adaptabilidad. Gracias a esta ventaja el software se convierte en un programa completamente personalizable.

Aprovechar los recursos

Gracias a las ventajas anteriormente detalladas optimizaremos los recursos de la empresa. Muchas de las empresas que instalan un ERP, gracias a una mejor gestión y control de sus procesos, suelen reducir su inventario un 20%. Es decir un ERP nos ayuda a reducir los costes y a mejorar exponencialmente la productividad.

Mejor servicio al cliente

La centralización de la información nos permitirá actuar de mejor forma con nuestros clientes. El ERP nos servirá para poder almacenar toda la información relacionada con nuestros clientes. De este modo podremos satisfacer de mejor forma sus necesidades y atender todas sus exigencias.

En conclusión, gracias a  los beneficios  que nos ofrece un ERP obtendremos una ventaja competitiva frente a nuestros competidores.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *